sábado, 31 de julio de 2010

MULTAS Y LEYENDAS (RAI dixit)



Por Maite

Una de esas leyendas urbanas que circula de boca en boca y que se tiene por cierta, aunque no lo sea, afirma que los agentes de Tráfico perciben una comisión por cada denuncia que imponen. Miren ustedes si es falsa tal teoría que en la actualidad el número de denuncias por cuestiones de tráfico ha sufrido un descenso cercano al 90% respecto al mismo mes del año anterior. Si la leyenda tuviera algún viso de veracidad, los agentes de la Guardia Civil en general (y los de la Agrupación de Tráfico particularmente) estarían desperdiciando una buena oportunidad de paliar el deterioro económico al que se han visto sometidos, como el resto de funcionarios de este país, gracias a los buenos quehaceres del gobierno remendón.-

Al margen de mi convencimiento de que la inmensa mayoría de componentes de la Benemérita nunca recurriría a elevar el número de denuncias para lograr un pírrico repunte salarial, no dejar de ser un dato revelador sobre la autenticidad de la leyenda antedicha y una demostración del hartazgo que genera el ser considerado como una especie de oficina ambulante de recaudación de impuestos directos, eso sí, encubierta bajo el manto protector que otorga la denominada ‘seguridad vial’.-

Ante la crudeza de los datos sobre descenso de denuncias (y de recaudación, que es lo realmente grave para algunos) los responsables políticos en la materia se ponen nerviosos y los esfínteres se les aflojan. De ahí la cara de mala leche que se gastan. Resulta muy complicado mantener cara de póker cuando se tiene el trasero tan apretado. Por ello recurren a la solución más fácil y eficaz que conocen: leerle la cartilla al General de la Guardia Civil que manda en la Agrupación de Tráfico. Por su parte, el caballero del fajín recibe el ‘marrón’ sin sorprenderse demasiado. Ya se imaginaba que iba a ocurrir, dada la gravedad de la situación. Pero no por esperada es menos compleja la solución. Por una parte no quiere pasar a la historia como el meapilas al que se le hundió la estadística recaudatoria y de otro lado sabe perfectamente que a día de hoy ya no sirve el viejo sistema de patear las nalgas de los díscolos, sobre todo cuando las nalgas a cocear son prácticamente el doble del número de los componentes de la Agrupación bajo su mando.-

Ya se sabe que la necesidad alienta la imaginación y fruto de ello nace el RAI, o lo que es lo mismo, el Resumen mensual de Actividades Individuales. ¿Cualo de qué? -inquiriría un amigo mio sevillano, cachondo donde los haya-, pues eso hombre de dios, que bajo la excusa de “evaluar adecuadamente a través de una información fidedigna la actividad individual y colectiva del personal de la Agrupación”, se sacan de la manga un baremo de puntuación con más mala intención que la patada de De Jong a Xabi Alonso en la final del mundial de futbol. Tal baremo otorga un número de puntos a las actuaciones de cada componente de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil. O al menos supuestamente, como veremos más adelante. La puntación es la que sigue:

• 1 punto por cada auxilio en carretera.-
• 2 puntos por cada denuncia a la Ley de Seguridad Vial.-
• 4 puntos por cada denuncia al Reglamento de Transportes.-
• 1 punto por cada denuncia de otro tipo.-
• 0’5 puntos por cada denuncia notificada.-
• 2 puntos por intervención en accidentes.-
• 5 puntos por cada atestado realizado.-
• 9 puntos por cada denuncia de alcoholemia por infracción.-
• 5 puntos por cada denuncia de alcoholemia por muestreo.-
• 3 puntos por cada denuncia de alcoholemia por accidente.-
• 1’5 puntos por cada escrito de alegaciones contestado.-
• 1 punto por cada vehículo sustraído recuperado.-
• 5 puntos por cada detenido.-

Con este panorama me asaltan varias dudas. Si un usuario comete una infracción y la pareja que actúa sospecha que ha bebido más de la cuenta, llamando al equipo de atestados para realizar la correspondiente prueba con el etilómetro evidencial ¿Quién se apunta los nueve puntos? ¿La pareja actuante o la pareja del equipo de atestados? ¿Todos? ¿El Jefe de pareja se apunta nueve y el auxiliar la mitad? ¿Si además se le notifica la denuncia suma otros 0’5 puntos? ¿Quién los sumaría, el que la notifica, ambos o los cuatro en caso de que intervenga el equipo de atestados?.-

Si además el resultado de la alcoholemia supera los límites y se considera delito ¿Se suman los 5 puntos de la detención? ¿Quién los sumaría? ¿Habría que jugárselo a los chinos?.-

Imagínense que el usuario en cuestión va conduciendo un camión ¿Cabría añadir algún punto más?.-

¿Y si el camión figura como sustraído? ¿Puntito al casillero por vehículo recuperado? ¿Para quién o quienes?.-

Pudiera ocurrir que el usuario, ante el problemón que se le avecina sufriera una taquicardia y los agentes tuvieran que socorrerle ¿Puntazo al zurrón por auxilio? ¿Quién se lo adjudica?.-

¿Cabría la posibilidad, ante una actuación tan singular, de llamar a otras parejas de refuerzo que se apunten a la orgía puntuadora? ¿Cuál sería el límite aceptable de refuerzos que se pueden solicitar? ¿Cómo se repartirían los puntos en tales situaciones? ¿Y si durante la actuación llega el Jefe de Subsector a vigilar a la pareja de servicio, también se apunta puntos? ¿El Jefe sólo o el conductor también?.-

Si finalmente el camión tiene que ser remolcado ¿Los de la grúa suman puntos o por ser ajenos al Instituto no participan en la competición?.-

Ejemplos aparte y olvidándome de la supina estupidez que significa valorar el servicio de un agente en base a un baremo en el que ni siquiera se acuerdan de la palabra “prevención”, me llama poderosamente la forma de puntuar cada actuación concreta ya que es una muestra clara de cuales son las prioridades del Jefe de la Agrupación, que al fin y al cabo no hace más que plasmar negro sobre blanco las preferencias de los políticos que le mangonean.-

Lo que no acaba de quedar claro es la forma de puntuar a los miembros de la Agrupación que no salen a la carretera. Por eso decía antes que el baremo afectaba a todos ‘supuestamente’. Por que ya me explicarán los inventores del sistema el sentido que tiene valorar únicamente a una parte de los componentes de una Especialidad y que dicha parte sea, precisamente, la encargada de las labores directas de vigilancia del tráfico (o en otras palabras, los encargados de multar).-

La implantación de este baremo significa -a mí no me cabe la menor duda- que utilizarán los resultados para posteriormente ‘castigar’ económicamente a los que menos produzcan/recauden. Y en el caso de que el escarmiento no surtiera efecto, a buen seguro emplearan dichos resultados para proponer la ‘renovación’ de la Especialidad e, incluso, para proponer el cese en el destino por falta de idoneidad. No se olviden, solamente para aquellos que salen a la carretera.-

Pero lo que mas indigna de toda esta basura denominada RAI es la caradura de los redactores de la norma que, a falta de explicaciones válidas o medianamente convincentes, tratan de justificar lo injustificable con la siguiente diatriba: “…se pretende dotar de herramientas de trabajo que permitan evaluar la actividad de los agentes, de los grupos de trabajo en que se integran y de la totalidad de la Unidad en aras a mejorar el rendimiento de los mismos y por tanto la seguridad vial…”. Es decir que una disposición que ni siquiera se acuerda de lo básico -la prevención- se ha parido para mejorar el rendimiento (multar más) y por tanto la seguridad vial (reducir accidentes). Por fin alguien reconoce, no muy claramente, pero sí lo suficiente, que la Administración liga inexorablemente la reducción de accidentes al incremento en la labor sancionadora. Esa es su teoría, no exenta de lógica por que, al fin y al cabo, si los conductores asumen que cada vez que usen su vehículo un agente intentará imponerles una sanción, lo lógico es que no lo utilicen, descendiendo con ello la posibilidad de accidentes. Tiene narices la cosa. En esa misma línea argumental podrían situar el litro de combustible en quince euros o elevar el precio de los automóviles a diez veces lo que cuestan en la actualidad. También de esa forma descendería el número de accidentes.-

Este tema da para mucho más y de ello trataremos en posteriores ocasiones. De momento no quiero alargarme más. Para terminar diré que este vergonzante baremo hace que la leyenda urbana a la que me referí al principio está cada vez más cerca, porque si bien no propone que los que multan se lleven una parte de lo recaudado sí que se desprende que el que no multe o lo haga escasamente puede llegar a perder una parte de su soldada. Y nuca mejor dicho lo de la soldada.-

Urrusolo no logra una rebaja de la condena por dejar ETA


El ex dirigente de la banda, condenado a 119 años por la muerte de tres ‘tedax’

PEDRO ÁGUEDA Madrid 28/07/2010 22:09

El histórico ex jefe de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga, en la Audiencia Nacional. EFE

El histórico ex jefe de ETA José Luis Urrusolo Sistiaga, en la Audiencia Nacional. EFE

José Luis Urrusolo Sistiaga, uno de los máximos exponentes del grupo de ex presos de ETA que ha renegado de la violencia, fue condenado este miércoles por la Audiencia Nacional a penas que suman 119 años de cárcel por su participación en un atentado que costó la vida a tres miembros de los Tedax en 1991. La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional desestima así la petición de la defensa para que el rechazo a la violencia y la voluntad de Urrusolo de colaborar con la Justicia resultara atenuante.

"La lucha armada tenía que haber terminado hace tiempo", dijo el pasado 5 de julio el ex etarra ante el tribunal que lo juzgaba. En la sentencia, los jueces "valoran" esa afirmación, pero atienden también a "la gravedad de los hechos y la trayectoria hasta 1994", en relación a la multitud de atentados en los que participó Urrusolo Sistiaga antes de dejar la banda. De ahí, que rechacen aplicar la doctrina del Tribunal Supremo, que valoró como atenuante la renuncia a ETA en un caso de caso de colaboración con la organización terrorista.

El que llegara a jefe de cursillos de ETA suma condenas de cientos de años y cumple pena de prisión actualmente en Nanclares de Oca (Álava), donde han sido conducidos en los últimos meses un grupo de condenados por terrorismo después de poner por escrito su repulsa a la violencia y la asunción del daño causado. Ese grupo participa de tareas formativas y goza de algunos permisos penitenciarios, primeros pasos del proceso de reinserción recogido en la Ley.

Explosión en Villaverde

El tribunal considera probado que Urrusolo recopiló información para que un comando enviara un paquete-bomba al Ministerio de Justicia, devuelto finalmente a la empresa de mensajería, en el barrio madrileño de Villaverde. Tres artificieros fallecieron al intentar desactivarlo el 1 de julio de 1991. La jueza Clara Bayarri emitió un voto particular al considerar que no hay pruebas suficientes para condenar a Urrusolo.

Zapatero se presenta ahora como adalid de las reformas


CARMEN REMÍREZ DE GANUZA / Madrid

Zapatero embusteroJosé Luis Rodríguez Zapatero ofició ayer su salida de la depresión política en la que le habían sumido sus obligados recortes en las cuentas del Estado y en la política social del Ejecutivo, acometidos en medio de la máxima precariedad parlamentaria.

El jefe del Ejecutivo se reinventó a sí mismo y se presentó en rueda de prensa en La Moncloa, al cabo del último Consejo de Ministros previo a las vacaciones, como el líder suprarreformista de la política española, el adalid de unos cambios legislativos -la reforma laboral, la del sistema financiero y otros aún por venir, como la de las pensiones- que «poco a poco, han ido poniendo las cosas en su sitio», con respecto a la «recuperación» y la «credibilidad» de la economía española.

Zapatero embustero Pese a reconocer «seis meses difíciles» de «preocupación», y aunque pidió «cautela obligada» ante «una crisis económica tan compleja», el jefe del Ejecutivo presumió de haber liderado una «intensa acción de Gobierno», y de haber «luchado contra la inestabilidad de los mercados» y «por la solvencia del Reino de España», al punto de conseguir que «la credibilidad de la economía española sea hoy mejor que a principios de año».

Ni elecciones anticipadas, ni prórroga presupuestaria, ni cambio de Gobierno «pendiente» o, mucho menos, de Vicepresidencia económica: en el horizonte político de Zapatero a corto y medio plazo, tal como él mismo lo dibujó, sólo hay una negociación presupuestaria en ciernes con los partidos nacionalistas, a los que prometió «reconocer la tarea de apoyo a las reformas» en la Cámara; y nuevas «reformas decisivas»; más aún, «el proceso de reformas más ambicioso» de la reciente Historia, que, según subrayó, «darán resultado».

El mismo hombre que el año pasado las negaba al presidente del Banco Central Europeo Jean Claude Trichet por no figurar en su programa electoral, ayer alardeó de las recientes reformas laboral y financiera, y hasta adelantó con convicción la próxima reforma de las pensiones y de la edad de jubilación; amén de unos «cambios profundos en las políticas de empleo».

Lo mismo hizo al prometer, antes aún que las reformas, y como eje prioritario de Gobierno, una auténtica política de «austeridad». Como si naciera ayer mismo, como si nunca se le hubiera escuchado a la oposición pedir en vano y de manera reiterada ambas cosas, Zapatero prometió unos Presupuestos para 2012 «necesariamente restrictivos», para «ratificar» su «pleno compromiso con la solvencia de las finanzas públicas» y con el compromiso de reducción del déficit, en un 6% en 2010, y en un 3% en 2015.

«Sólo hace falta cumplir, cumplir y cumplir», fue ayer el eslogan político de un Zapatero revestido con el regeneracionismo de Adolfo Suárez: «Puedo prometer y prometo». Así, el nuevo líder reformista argumentó que «la economía española tiene fuerza para crecer, pero el esfuerzo debe ir acompañado de la tenacidad en la aplicación de las reformas». Consciente de encontrarse en un momento en que «se va a escrutar el cumplimiento de las reformas», aseguró que «en lo que depende del Gobierno, vamos a perseverar en la austeridad, en más reformas y en nuestro compromiso con la cohesión social».

He ahí, relegado al tercer puesto, el que fuera primer eje de la política de Zapatero antes de verse obligado a rectificar. Lo curioso es que, en este capítulo, lo único que prometió fue desarrollar una de las resoluciones aprobadas por el Congreso tras el reciente Debate sobre el estado de la Nación -por cierto, a propuesta del PP-, para prolongar la ayuda de 426 euros a los parados de larga duración y sin ingresos, que fue abolida con el decretazo de recortes. La medida será acordada en el Consejo de Ministros del próximo 20 de agosto, pero entrará en vigor cuatro días antes, el 16.

Capítulo aparte, en el alarde de elasticidad política de Zapatero fue su defensa de la reforma laboral. El día en que acababa de lograr que el Congreso convalidara el abaratamiento del despido mediante su flexibilización por causas económicas, el jefe del Ejecutivo socialista proclamó que «la reforma laboral es para evitar despidos».

Su principal argumento fue que «la reforma es un todo» y que, junto a las nuevas condiciones de despido, incluye medidas previas que podrán evitarlo, como la flexibilización de la jornada laboral, o el «desenganche» de los convenios, que posibiliten posibles bajadas de sueldos. «Mejor que 20 trabajadores se bajen el sueldo a que se vean despedidos», ejemplificó.

Pero además, tras detenerse a leer la textualidad de la reforma, Zapatero argumentó que la primera condición para el llamado despido objetivo es «que la empresa no sea viable», y la segunda, «que se acredite ante un juez». «Si abrimos la posibilidad de más causas objetivadas, que den más seguridad jurídica, favorecemos la contratación», llegó a afirmar.

Sin duda, éste fue el asunto que más parecía preocuparle, en tanto que fue al que más tiempo dedicó.

¿'PROCESO DE PAZ'?

«Sólo los que se separen de la violencia estarán en las instituciones».

El segundo de los asuntos, en orden de interés, fue el relativo a la política antiterrorista y las recientes y polémicas excarcelaciones y acercamientos de presos a las cárceles del País Vasco. Claro que no fue por su gusto. Zapatero hubo de contestar hasta tres veces a las preguntas de los periodistas, y lo hizo con sumo cuidado.

Primero, para negar solemnemente un cambio de política penitenciaria: «Es la misma que se ha aplicado en democracia por todos los gobiernos, tendentes a acabar con ETA»; pero también, según añadió, «para debilitarla». Segundo, para arremeter contra el PP por, precisamente, alertar de un posible cambio de política y «volver a abrir el debate político» en torno a ETA.

Pero, en tercer lugar, Zapatero se esmeró en dejar abiertas algunas puertas al mundo abertzale, hasta el punto de sembrar nuevas dudas sobre una eventual vuelta a la anterior política. Y es que, tras defender el proceso de paz de la anterior legislatura como un «instrumento» que «aceleró el final de la violencia, debilitó a la banda y le restó apoyos», eludió por dos veces contestar si estaría dispuesto a reanudarlo. También eludió la pregunta de si Batasuna y ETA son lo mismo.

Por el contrario, tras asegurar que «ETA sólo tiene un destino, dejar las armas, y que no espere nada a cambio», hizo una magnánima invitación de cara a las próximas elecciones municipales y forales, en la que no exigía condena explícita de la banda: «Aquéllos que no se separen de lo que significa la violencia», dijo, «no tendrán ninguna representación político institucional, bajo ningún concepto». Eso sí, se refirió a la reciente reforma de la Ley Electoral y apuntó que si, a pesar de ello, alguno de estos partidos cuelan en las instituciones, «será expulsado».

TOROS Y POLÍTICA

«El Gobierno será respetuoso con las competencias de las comunidades autónomas».

En un semestre político marcado por el Estatut, la sentencia del Tribunal Constitucional y la creciente tensión entre la Generalitat, los partidos nacionalistas y el Gobierno de España, la cuestión catalana apenas se coló en el balance por el callejón de los toros. El presidente del Gobierno admitió que «habríamos preferido que no hubiera habido prohibición», pero se apuntó a la «acertada declaración» de José Montilla de «respeto a todas las posiciones». «Se puede discrepar de la decisión pero no se debe politizar», afirmó en consonancia con el presidente de la Generalitat.

Y por si quedaran dudas, Zapatero vino a descartar un apoyo a la proposición de ley del PP para proteger la Fiesta en toda España. «El Gobierno es y será respetuoso con las competencias de las comunidades autónomas», aseguró.

Un año sin muertos


En julio de 2009, la banda mató a dos agentes de la Guardia Civil en Mallorca. Doce meses después, vive su peor momento.

No ha sido la voluntad de ETA sino la eficacia de las Fuerzas de Seguridad españolas y francesas la que ha evitado los atentados. Ayer se cumplió un año de la última acción criminal perpetrada por la banda en España. Los agentes de la Guardia Civil Carlos Sáenz y Diego Salvá fueron asesinados en Calviá (Mallorca). Desde entonces, se han sucedido una serie de operaciones, tanto en España como en Francia, que han colocado a ETA en el peor momento de su historia, con una creciente sensación de inseguridad interna, ya que, cada vez que ha dado un paso para organizar atentados, o recomponer su «dirección», se han topado con los agentes que lo impedían.
La operación «Milou», desarrollada en agosto del año pasado, permitió la desarticulación en territorio galo de la red de «zulos» (escondites) en los que la banda guardaba gran cantidad de armas, explosivos y dinero. Los cabecillas optaron por montar «bases logísticas» en Portugal y en Cataluña. En ambos casos, la Guardia Civil y la Policía, en enero y febrero de este año y gracias al abnegado trabajo de los agentes que actúan sobre el terreno, lograron abortar las intentonas. En cualquier caso, quedó claro que ETA no apostaba por la «paz», como se predicaba desde los sectores favorables a las «soluciones negociadas», sino por la continuidad del terrorismo.
Con anterioridad, en octubre de 2009, las Fuerzas de Seguridad españolas habían evitado la refundación de Batasuna, con la detención, entre otros, de Arnaldo Otegi y Rafael Díez Usabiaga. En Francia fue arrestado el jefe del «aparato político», Aitor Elizarán. El mes siguiente, el golpe lo sufrió Segi, la rama juvenil del entramado etarra, con una operación en la que fueron capturados cuarenta de sus miembros. En abril, fue el «Frente Jurídico», con el arresto de varios letrados, el que fue desmantelado.
Los jefes del llamado «aparato militar» tampoco se han librado de la acción policial. En marzo pasado fue detenido Ibon Gogeascoechea, «Emille», y, en mayo, su sucesor, Mikel Karrera, «Ata».
Pese a que el balance es claro y demoledor, todavía hay quienes hablan de la buena voluntad de ETA y de intención de abandonar las actividades terroristas. Permitir que sus candidaturas estén en las elecciones municipales sería un error y un retroceso de años en la lucha antiterrorista.

jueves, 29 de julio de 2010

Agentes denuncian "graves irregularidades" de mandos de la Guardia Civil en Canarias vinculados con corrupción urbanística


miércoles 28 de julio de 2010

El secretario general de la Unión de Guardias Civiles, Manuel Mato, ha denunciado este miércoles "graves irregularidades" en las que presuntamente altos cargos del Cuerpo podrían dar cobertura a hechos delictivos relacionados con el urbanismo.

Según relató Mato la investigación comenzó cuando una administradora de una empresa en la isla de La Palma denunció un delito societario que propició desvelar la existencia de otros delitos relacionados con el urbanismo. En las testificales de este caso se implica a mandos en estos delitos, planteó.

Detalló que ante el gran número de irregularidades detectadas por los agentes del Seprona y relacionadas con un empresario concreto, éstos recibieron "recomendaciones" para que no se realizase la inspección. "Todos sabemos que una recomendación en la Guardia Civil es una orden", afirmó al tiempo que insistió en su sorpresa ante esta "indulgencia" de los mandos de la Benemérita.

Insistió en que se detectaron cientos de irregularidades y se pidió que se fuese "flexible". De igual forma relató que en un principio se realizó una denuncia interna en la Guardia Civil, pero que los expedientes concluyeron que no se detectaban irregularidades. "Le dan la vuelta a la tortilla", prosiguió para afirmar que se ha intentado "amordazar" al agente denunciante. Según dijo incluso se ha llegado a amenazar con un sicario sudamericano. Por ello acudió a los tribunales. PASEOS EN YATE Y FIESTAS EN BODEGAS

Según relató Mato, los altos mandos implicados de la Guardia Civil no sólo "pasean con frecuencia" en el yate del empresario, sino que éste les presta su bodega para celebrar eventos familiares.

Además alertó de que un suboficial del Cuerpo había presuntamente adquirido una vivienda del constructor por 40.000 euros menos del precio real. Indicó que existe una grabación que consta en el expediente en la que se justifica este último hecho. No se ve nada extraño en que se haga un descuento tan alto y se iguala a una venta por regateo en un comercio regentado por hindúes.

Además indicó que después del informe interno fue el empresario quien ha denunciado al agente por sentirse perseguido y para ello se ha valido de información "confidencial" de la Guardia Civil. "Alguien está dando información al constructor", concluyó e insistió en la buena labor llevada a cabo por los agentes del Seprona en la isla de La Palma. La abogada del agente denunciante, María José Castro, apostilló que es normal que las infracciones estén redactadas por los mismos agentes ya que la unidad sólo tiene a tres agentes y un cabo en la isla.

Aquí planteó la duda de que puede ser el mismo suboficial implicado quién esté "traficando" con la información y denunció que "se ha destruido documentación" del caso. También expuso que este alto cargo de la Guardia Civil está casado con una funcionaria de la administración de Justicia. EN EL ARCHIPIÉLAGO

Mato subrayó que este caso que en principio sólo se extiende en la isla de La Palma podría tener ramificaciones en otras partes del archipiélago.

La letrada del agente denunciante, María José Castro, explicó que a raíz de la primera denuncia presentada en los juzgados de Los Llanos de Aridane están siendo investigados un constructor, aunque se podría ampliar a un segundo; un aparejador de un Ayuntamiento del Valle de Aridane; un brigada de la Guardia Civil; un sargento y varios particulares. Dejó la puerta abierta a que haya más implicados. Paralelamente a este caso se ha sumado otra denuncia del mismo agente contra el mismo sargento por un delito de amenazas.

Castro indicó que el proceso se comenzó en 2008, pero que el Juzgado en un primer momento rechazó la investigación de oficio. Así ésta no comenzó hasta que la Audiencia provincial se pronunció en este sentido el pasado mes de diciembre. El caso está a la espera de que la Fiscalía concluya sus informes.

En este punto, la abogada, quien también ha sido amenazada, expuso que el teniente coronel de la Comandancia de Santa Cruz de Tenerife ha restado importancia a los hechos. De igual forma señaló que se está intentando "coaccionar" a algunos testigos.

Por último alertó la letrada que el defensor del Guardia Civil, un órgano relativamente nuevo previsto en la normativa, en la isla de La Palma también está siendo acosado por altos cargos del Cuerpo y ha sido víctima de moobing. Así explicó que contra él se ha utilizado una grabación, que finalmente no aparece, y en cuya transcripción se ve cómo llega tarde a su puesto de trabajo.

Según subrayó en las fotos se ve la hora, cuando las cámaras de las dependencias de la Guardia Civil en Santa Cruz de La Palma no cuentan con este servicio.

«La Guardia Civil está para multar, no para advertir», afirma Rubalcaba


C. U. / Madrid

La huelga de 'bolis caídos' en vísperas de la Operación Salida preocupa en Interior

Zapatero embusteroLa protesta de bolis caídos que mantienen agentes de Tráfico desde comienzos de julio tiene cada vez más nervioso al ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba. En vísperas de la Operación salida de agosto, Rubalcaba advirtió a los agentes que su «obligación» es imponer multas si detectan cualquier infracción cometida por los conductores en las carreteras.

Si hace un mes el ministro del Interior aseguró que no le constaba ninguna protesta por parte de los agentes de Tráfico, ayer dio indicios de estar más preocupado y admitió que la Guardia Civil está «estudiando la situación».

«La Guardia Civil tiene que cumplir las leyes y cuando un ciudadano se salta un stop, la Guardia Civil le tiene que multar. No basta con decirle que eso no se hace», advirtió Rubalcaba.

Las demandas de los agentes tienen su origen en las diferencias salariales con otros cuerpos de seguridad como la Policía nacional o las autonómicas. Además, el malestar se ha acentuado con las medidas de austeridad presupuestaria impuestas en la Dirección General de Tráfico (DGT), que han reducido los ingresos que perciben y priman el ahorro en gasolina, dietas y horas extra a la hora de controlar la circulación en las carreteras. La respuesta de los agentes ha sido la de mirar para otro lado o reprender verbalmente a los conductores cuando les sorprenden cometiendo infracciones «leves», según ha señalado la Asociación Unificada de Guardias Civiles (AUGC).

Esta asociación difundió a comienzos de esta semana un baremo de puntos con el que se incentiva a los agentes. Según esta tabla, Tráfico prima la imposición de multas a conductores particulares y profesionales sobre otras intervenciones como el auxilio en carretera o la intervención en accidentes. «No vamos a recaudar los 430 millones de euros del año pasado. Se prima la recaudación sobre el servicio al ciudadano», señaló ayer un representante de la asociación. Según la AUGC, las protestas han provocado una caída del 90% en el número de sanciones que habitualmente imponen los agentes de Tráfico. Esta magnitud supondría 120.000 sanciones menos, extremo que negó la DGT.

Interior tuvo así que responder a a denuncias de afán recaudatorio procedentes de agentes de la Guardia Civil en vez de los conductores, como es habitual. Rubalcaba negó de forma tajante que su departamento esté preocupado por el descenso de la recaudación a consecuencia de esa hipotética huelga de bolis caídos y destacó que lo que de verdad importa al Gobierno es la mejora de la seguridad vial y no las multas de tráfico.

Por su parte, el director de Tráfico, Pere Navarro, reconoció las dificultades que atraviesa su departamento e instó a la Guardia Civil «a remar en la misma dirección». Navarro pidió a los conductores atención especial a la carretera en los próximos días y subrayó la necesidad de evitar el alcohol al volante, especialmente entre los más jóvenes. A ellos les recomendó designar un conductor alternativo como mejor manera para evitar problemas en las noches de fiesta.

Sindicatos policiales sienten 'náuseas' por los 'apaños' penitenciarios de Rubalcaba


'La Tigresa', junto a Santi Potros, durante un juicio en la Aundiencia Nacional en 2004. | B. Rivas

'La Tigresa', junto a Santi Potros, durante un juicio en la Aundiencia Nacional en 2004. | B. Rivas

  • SUP y CEP creen que los presos sólo buscan obtener beneficios
  • 'No sirve con el perdón. A los muertos nadie los devuelve a la vida'
  • Reclaman que quienes tienen delitos de sangre deben cumplir sus penas

El Sindicato Unificado de Policía (SUP) y la Confederación Española de Policía (CEP) han coincidido en mostrar su rechazo al traslado de la sanguinaria etarra Idoia López Riaño, alias 'La Tigresa', a Nanclares de Oca y han censurado los "apaños" de una política penitenciaria que han tildado de "repulsiva". Además, han considerado que el arrepentimiento de presos con delitos de sangre a sus espaldas es "totalmente interesado".

El portavoz del SUP, José María Benito, ha remarcado que, para su sindicato, en la prisión alavesa de Nanclares de Oca "sigue habiendo presos de ETA", a pesar de que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, mantenga lo contrario. "No sirve con el perdón. A los muertos nadie los devuelve a la vida y, por lo tanto, esta gente tiene que pagar por lo que ha hecho, sin más", ha remachado.

En este sentido, ha señalado que "los apaños que se hacen bajo la mesa" no "contentan" ni serán suficientes para las Fuerzas de Seguridad y las víctimas del terrorismo. A su juicio, el arrepentimiento y el distanciamiento de algunos presos a la banda armada "no es real" sino que es simplemente un "arrepentimiento interesado" con el fin de obtener beneficios penitenciarios.

En este contexto, ha advertido de que cualquier preso de ETA puede acogerse el día de mañana a esta política de 'premios y castigos' y ha recordado que muchos de los reclusos beneficiados son veteranos dirigentes con "muchos asesinatos a sus espaldas". "Los arrepentimientos hay que hacerlos antes y desde luego no haber cometido los crímenes que han cometido", ha zanjado.

Por su parte, el secretario general de la CEP, Ignacio López, expresó su rechazo a la política penitenciaria por cuestiones "morales" y "estéticas". "Es una cuestión que nos genera náuseas y una repulsa absoluta porque no nos creemos que López Riaño y otra serie de terroristas de la noche a la mañana abjuren de estos planteamientos criminales", ha mantenido.

En su opinión, los presos de ETA están mostrando "una cara más amable" a través de "posturas estandarizadas" y fruto de un "arrepentimiento totalmente interesado" motivado por el "precario estado" en el que se encuentra la banda terrorista que les lleva a buscar "salidas individualizadas".

Además, ha estimado que mantener esta política carcelaria no favorece el fin de la organización terrorista ya que ésta ha mostrado desde hace tiempo que entre sus prioridades no figura el colectivo de presos, por lo que éstos sólo están "buscando salidas individualizadas" ante el "horizonte de cárcel muy preocupante y largo" que tienen por delante. "Los actuales dirigentes tienen un perfil completamente diferente a los que se hayan en la cárcel, no existe el nexo generacional", ha explicado.

Para la CEP los presos por "delitos de sangre" deben cumplir "íntegramente" la pena y en las "condiciones más severas que pueda haber". "Hay muchos muertos a cargo de estas bestias y por nuestra parte no van a encontrar ningún tipo de perdón ni consideración a la situación que atraviesan", ha concluido.

miércoles, 28 de julio de 2010

Las víctimas del 11-M, contra juez y fiscal



Acusan a Bermúdez y Zaragoza de «machacar» a los que piden que investigue

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M acusó ayer al juez Javier Gómez Bermúdez y al fiscal Javier Zaragoza de intentar «machacar» a aquellos afectados por la masacre que están pidiendo que se siga investigando esta acción terrorista.

Ángeles Domínguez, presidenta de la asociación, valoraba así, en declaraciones a Servimedia, que el juez Gómez Bermúdez y el fiscal Zaragoza se hayan quejado, durante un curso de verano, del «juicio paralelo» que consideran que se desarrolló con motivo de la vista oral por el 11-M. Zaragoza llegó a pedir que los «juicios paralelos» sean delito. Gómez Bermúdez señaló que los «juicios paralelos» son lícitos, aunque «cuestión diferente es si son éticos o convenientes».

Domínguez se quejó de las opiniones de estos miembros de la Justicia y sostuvo que las víctimas están «mucho más legitimadas» que ellos para demandar lo que consideran oportuno. «Lo que realmente reclamamos es que se haga justicia», aseguró Domínguez, quien añadió que es «muy triste» que Gómez Bermúdez, en lugar de apoyar a las víctimas, las esté «ninguneando» y «machacando».

En su intervención, Bermúdez salió en defensa del que fuera el instructor del 11-M, el magistrado Juan Del Olmo. Bermúdez dijo que al margen de posibles juicios paralelos, sí se produjo «la más virulenta instrucción paralela» en la que la opinión pública estaba muy enfrentada y «no se respetó la instrucción».

Puso como ejemplo de juicio paralelo el que se siguió en Estados Unidos contra el cantante Michael Jackson, en el que estuvieron prohibidas las cámaras y, cada día, se tomaban las actas del mismo y, haciendo una versión resumida, se reproducía con actores la sesión, haciendo un nuevo juicio más corto, algo que, en su opinión, no tiene «ninguna ventaja».

Carta de un trabajador de una perrera.



Creo que nuestra sociedad necesita una llamada de atención. Como responsable de una perrera, voy a compartir algo con vosotros… una mirada desde “dentro” si me lo permitís.

Lo primero de todo, todos los que sois vendedores/criadores de animales, deberíais al menos trabajar un día en una perrera. Tal vez si veis la mirada triste, perdida, los ojos confusos, os harían cambiar de opinión sobre criar y luego vender a personas que ni siquiera conocéis. Ese cachorro que acabas de vender terminará posiblemente en mi perrera cuando deje de ser un perrito lindo. Entonces, ¿cómo te sentirías si supieses que hay una probabilidad del 90% de que ese perro nunca salga de la perrera si es que llega a parar allí? Sea de raza o no. El 50% de los perros que entran en mi centro, abandonados o callejeros, son de raza pura.

Las excusas más comunes que escucho son:

“Nos mudamos y no podemos llevarnos a nuestro perro/gato”. ¿En serio? ¿A dónde te mudas que no te permiten tener mascotas y por qué has elegido ese lugar en vez de otro donde sí puedas tenerla?

“El perro se hizo más grande de lo que creíamos”. ¡¿Y cuanto te pensabas que crecía un pastor alemán?!

“No tengo tiempo para ella”. ¿De veras? Yo trabajo 10 o 12 horas al día y aun así tengo tiempo para mis 6 perros.

“Está destrozándonos el patio”. ¿Y porque no lo tenéis dentro con vosotros?

Siempre me dicen: “No queremos insistirte en que le busques un hogar, porque sabemos que lo adoptarán, es un buen perro”.

Lo triste es que tu mascota NO será adoptada y ¿sabes lo estresante que es una perrera? Bueno, pues déjame que te cuente:

Tu mascota tiene 72 horas para encontrar una nueva familia desde el momento en que la dejes. A veces un poco más si la perrera no está llena y consigue apañárselas para mantenerse completamente sano. Si se resfría, se muere.

Los gatos no se libran de una muerte segura.

Tu mascota estará confinada en una pequeña jaula, rodeada de ladridos y llantos de otros 25 animales.

Estará deprimido y llorará constantemente por la familia que lo ha abandonado. Si tiene suerte, y cuento con suficientes voluntarios, quizá podrán sacarlo de paseo ocasionalmente. Si no, tu mascota no recibirá ninguna atención, aparte de un plato de comida deslizado bajo la puerta de la jaula y manguerazos de agua.

Si tu perro es grande, negro o cualquier raza “bull” (pit bull, mastín…) lo has conducido a la muerte desde el momento que cruzó la puerta. Esos perros no suelen ser adoptados. No importa lo “dulce” que sea o lo “amaestrado” que esté.

Si tu perro no es adoptado en las 72 horas desde su entrada y el refugio está lleno, será sacrificado.

Si el albergue no está lleno y tu perro es suficientemente bueno y de una raza atractiva, es posible que se pueda retrasar su ejecución, aunque no por mucho tiempo.

La mayoría de los perros se ponen en jaulas de protección y se les sacrifica si muestran agresividad. Incluso el perro más tranquilo, es capaz de cambiar en este entorno.

Si tu mascota se contagia de la tos de las perreras (traqueobronquitis infecciosa canina) o cualquier otra infección respiratoria, será sacrificado de inmediato, simplemente porque en las perreras no tenemos recursos para pagar tratamientos de incluso 150 euros.
Esta en nuestra mano que esto no vuelva a repetirse.

Esta en nuestra mano que esto no vuelva a repetirse.

Y he aquí algo sobre la eutanasia para aquellos que nunca habéis sido testigos de cómo un animal, perfectamente sano, será sacrificado:

* En primer lugar, lo sacarán de la jaula con una correa. Los perros siempre piensan que van a dar un paseo, salen felices, moviendo la cola….
* Hasta que llegan a “la habitación”, allí todos frenan en seco. Deben oler o captar la muerte o sentir las almas tristes que se quedaron allí. Es extraño, pero sucede con todos y cada uno de ellos.
* Tu perro o gato se verá sujeto por 1 o 2 técnicos veterinarios, dependiendo del tamaño y de lo nervioso que este. A continuación, un especialista en administrar la eutanasia o un veterinario, iniciará el proceso: encontrarán una vena en su pata delantera y se le inyecta una dosis de “sustancia rosa”. Esperemos que tu mascota no se asuste al sentirse presa. He visto algunos arrancarse las agujas y acabar cubiertos de su propia sangre, ensordecidos por los aullidos y gritos. Todos no “duermen” inmediatamente. A veces sufren espasmos durante un rato, se ahogan y se defecan encima.
* Cuando ha terminado, el cadáver de tu mascota será apilado como un leño, en un gran congelador trasero, con todos los otros animales, a la espera de ser recogidos como basura.
* ¿Qué sucede después? ¿Será incinerado? ¿Lo llevan al vertedero? ¿Lo convertirán en comida para mascotas? Nunca lo sabrás y probablemente nunca te lo plantearás. Solo era un animal y siempre puedes comprar otro, ¿no?

Espero que si habéis leído hasta aquí, se os hayan empañado los ojos y no podáis sacaros de la cabeza las imágenes que ocupan mi mente todos los días cuando vuelvo a casa desde el trabajo. Odio mi trabajo, odio que exista y odio saber que siempre existirá a menos que vosotros, la gente, cambiéis y os deis cuenta de las vidas que perjudicas son muchas más, aparte de la que dejas en la perrera.

Entre 9 y 11 millones de animales mueren a diario en las perreras y solo tú puedes parar esto. Yo hago todo lo posible por salvar todas las vidas que puedo, pero los refugios (protectoras) siempre están llenos y cada día hay más animales que entran que los que salen.

NO CRIES O COMPRES MIENTRAS HAYA PERROS MURIENDO EN LAS PERRERAS.

Ódiame si quieres. La verdad duele y la realidad es lo que es. Sólo espero que con esto alguna persona haya cambiado de idea acerca de la cría, de abandonar su mascota en una perrera o de comprar un perro. Ojalá alguien entre alguien en mi trabajo y me diga “he leído esto y quiero adoptar”. Eso haría que mereciese la pena.

Por favor, si quieres que esto cambie, difunde esta carta.

La España bizcochable


27 de Julio de 2010 - 13:47:40 - Luis del Pino

Pues no me podía yo imaginar, cuando escribí el anterior artículo del blog, que todo el mundo se empeñara en darme la razón con tanta rapidez.

Publicaba anteayer Felipe González un artículo al alimón con Carmen Chacón hablando de Cataluña como "nación sin estado" y afirmando que la inmersión lingüística "cohesiona a Cataluña" (¿la inmersión lingüística en español cohesionaría por tanto a España?), lo que viene a confirmar que el proyecto de confederalización de Zapatero es cualquier cosa menos de Zapatero: se trata de un proyecto compartido por todo aquél que en el PSOE tiene la posibilidad de fijar el rumbo del partido. No existe en el partido gobernante ningún sector que no esté comprometido con el proyecto de desbordamiento de la Constitución.

Pero es que, en el otro extremo del espectro político, Rajoy se descolgaba este domingo en ABC defendiendo los pactos con los nacionalistas, mientras que uno de los institutos dependientes de la Consejería de Cultura de la Junta de Galicia abogaba, en un manifiesto publicado el mismo domingo, por "la necesidad de poner al día nuestro autogobierno, a la par del resto de Nacionalidades Históricas. De abordar, por fin, la reforma de nuestro Estatuto de Autonomía". Todo apunta a que veremos, por tanto, a corto plazo, como decía en el artículo anterior, una nueva arremetida contra la Constitución, esta vez desde Galicia, como forma de abrir paso al nuevo estatuto vasco con el que habrá de culminarse el proceso.

Y, por si fuera poco, ya ETA anda anunciando que el País Vasco "está a las puertas de vivir un período de cambio, para poder recuperar su propia voz". Así lo hacían tres encapuchados en su nombre, en un homenaje a un etarra, celebrado el pasado sábado en Francia.

Al menos, a los etarras cabe agradecerles que sus análisis son coherentes. El comunicado de la banda se felicitaba de lo bien que les han salido las cosas: "Sabemos lo que ha costado llegar hasta aquí, pero ahí está el resultado fructífero de la lucha llevada a cabo hasta ahora". Vamos, que no puedo estar más de acuerdo con ese análisis: asesinar a casi mil españoles les ha salido rentabilísimo.

De la coherencia de nuestra clase política no cabe decir lo mismo, por la sencilla razón de que sus acciones y sus palabras no pueden cuadrar nunca: nuestra clase política depende, para subsistir, de los votos de esos mismos ciudadanos contra cuyos intereses actúa de manera sistemática. Lo cual obliga a nuestros dirigentes, de todos los partidos, a disfrazar sus acciones de manera vendible: así, por ejemplo, a "trabajar de forma activa para destruir la Constitución" se le llama "lograr el encaje de las distintas autonomías en el marco de una España plural".

Marketing, se llama eso. Y lo malo es que una buena parte del electorado les compra la mercancía.

Lo cual es la razón, por supuesto, de que ETA vaya a ganar la partida: entre una clase política dispuesta a engañar a los ciudadanos y actuar contra sus intereses, y una ciudadanía dispuesta a dejarse engañar y robar la cartera, España en su conjunto no tiene ni media bofetada.

España está bizcochable, como diría ese otro gran impostor llamado Alfonso Guerra.

La "justicia" de la justicia con los Policías...,tienen más derechos los choros que la Policía.


Hace unos días me estremecía al conocer que un policía nacional, de esos que se juega la vida como cualquiera de nosotros, iba a ser condenado por el tribunal supremo a inhabilitación tras una intervención en la que incluso le habían concedido la medalla al merito policial con distintivo blanco.

Pero, por desgracia, esto no es un caso aislado.

Juan y Andrea, los protagonistas de esta patética historia, son dos agentes de la autoridad destinados en el mismo sitio, compañeros de patrulla en muchas ocasiones. Ilusionados, hasta entonces, se jugaban la vida todos los días codeándose con delincuentes, maltratadores, ladrones y demás sinvergüenzas, contentos de hacer un bien a la comunidad y creyéndose respaldados por el sistema judicial.

Sin embargo, un dia, Andrea es agredida por un chico de unos 22 años de origen marroquí. Ella sólo le había pedido el DNI en un control de documentación establecido cerca de una zona de marcha. Al darse la vuelta, él se avalanzó sobre ella y le dió una patada en la espalda con tal fuerza que no sólo la tiró al suelo sino que le produjo un grave esguince cervical de grado III.

El agresor, que es detenido de inmediato por atentado contra agente de la autoridad, no sólo NO se mostraba arrepentido, sinó que incluso increpaba a los agentes por permitir a una mujer tal actitud. Él sólo hizo lo que los agentes presentes deberían de haber hecho, lo que manda su religión. O sea, que todavía tendríamos que darle las gracias por joderle el cuello a nuestra compañera. Total éxito de la alianza de civilizaciones de Zapatero y su integración social de los emigrantes. Me recuerda a ese cartel que un anónimo musulmán enarbolaba en una manifestación en Londres en la que decía: "No a la democracia. Queremos justicia islámica".

Pues bien, el detenido, tras pasar unas 24 horas en el calabozo, donde continuaba insultando a los agentes y deseando haber roto el cuello a nuestra compañera (literal), es conducido al juzgado para ser puesto a disposición judicial. Juan, el otro agente protagonista, sería uno de los agentes que lo custodiara. Durante el camino, y también ya en los juzgados, el detenido continuaba increpando a los agentes y deseando la muerte a nuestra compañera.

Así hasta que comienza el juicio. Allí estaba nuestra compañera, llorando, dolorida, aterrada, con un collarín y sin abogado ni pollas. El detenido lo niega todo, habla de agresión por parte de los agentes que lo custodiaban, de racismo, vejaciones..., incluso menciona que uno de los agentes sacó su arma para amenazarle en el calabozo (creo que las cámaras del calabozo tiran por tierra esta grave acusación).

Acaba el juicio, el detenido es conducido por los agentes hacia el calabozo del juzgado. Los agentes que lo custodiaban, hartos de aguantar sus comentarios, muy mosqueados después de asistir a sus declaraciones en la vista oral, y después de escuchar como el detenido comentaba: "menuda carita que tenía la zorra" en referencia a nuestra compañera, recibe un "Cállese de una puta vez" por parte de Juan que, sin saber cómo, presenció SU SEÑORÍA, quien lo llamó inmediatamente.

RESULTADO:

* Juan recibe la comunicación por parte del juez de que le aplicará régimen disciplinario, proponiéndole para una sanción. Además, el juez informa al detenido del derecho que tiene a denunciar a Juan por lo ocurrido.

* Andrea se tira 22 días de baja.

* Sale la sentencia. El reo es condenado por amenazas (60€), condenado por una falta que el juez cataloga como de "agresión sin lesión"... SIN LESIÓN dice... (0€), y condenado por resistencia grave a agente de la autoridad (120€).

* Juan fue expedientado y le metieron 8 días de haberes por mandar a callar al detenido, y está pendiente del juicio por la denuncia del agresor de Andrea que, con toda probabilidad, juzgará el mismo juez, pudiendo incluso ser inhabilitado.

* Por cierto, Andrea no cobró indemnización alguna por parte de su agresor, por lo que, al haber estado de baja, su sueldo se vio mermado aquel mes (no voy a utilizar el refrán ese de, encima de puta, apaleada).

* Al condenado le caen 180€ de multa que ni pagará, ni será expulsado del país, ni dejará de costarle dinero a España (El juez entiende que las lesiones a nuestra compañera, los insultos y amenazas, la comida del detenido, una patrulla toda la tarde y otra toda la noche para su custodia, así como otra pareja por la mañana para acompañar al detenido al juicio, es decir, el sueldo de un día entero de 6 efectivos que no salen a la calle a servir al ciudadano, más los gastos del juicio y demás milongas, sólo le va a costar 180€ al detenido. ¿Cuanto le habrá costado al Estado la bromita? Hagan cálculos).

SEÑORES, aquí da igual que seas guardia, mosso, policía nacional, local..., o lo que sea... La que se nos viene encima.

Esta historia es real, me da igual que no me crean, la escribo con el corazón, en apoyo a mis dos compañeros, los que trabajamos en esto, sabemos que estas cosas ocurren y que los jueces no nos apoyan.

Andrea sigue jodida, tanto por las lesiones como por la segunda patada que le ha dado la justicia. Ya no quiere salir a la calle, tiene miedo..., miedo a la justicia.

Y por último, no busquen la noticia por internet ni en los periódicos ni la esperen en televisión, pues no la encontrarán... (ya la he buscado yo). Las agresiones a los policías no le interesa a nadie.

Bueno, tal vez si la encuentren. Eso sí, busquen titulares tales como: "abusos policiales", "racismo policial", "subdito marroquí sufre amenazas y vejaciones por parte de agente de la autoridad". Ahí puede que encuentren algo.

lunes, 26 de julio de 2010

Sólo 15 municipios vascos vigilan el enaltecimiento a ETA en las fiestas


JULIEN CRUZ / Bilbao

En abril se entregó a los 250 consistorios una ordenanza tipo que prohibía instalarse a las 'txosnas' que colgasen fotos de etarras

Sólo 15 de los más de 250 ayuntamientos del País Vasco cuentan con algún tipo de normativa que proscriba la exhibición de simbología alusiva a la banda terrorista en las txosnas (casetas) que se montan en sus fiestas patronales. Todo ello a pesar de las facilidades dadas por la Consejería de Interior y la asociación de municipios vascos (Eudel), que el pasado mes de abril elaboró una ordenanza tipo que remitió a todos los equipos municipales. La iniciativa se puso en marcha con la mente puesta en su aplicación en la campaña de fiestas de 2010.

Ese documento detalla que el uso de símbolos que atenten contra la dignidad de las víctimas o que apoyen el terrorismo constituyen infra-cciones muy graves que pueden ser sancionadas con multas de hasta 3.000 euros, además de la revocación inmediata de la autorización concedida para albergar una txosna. Si se tratase de una comparsa, también podría enfrentarse a la prohibición de instalar una de ellas durante un periodo máximo de tres años.

La realidad es que apenas una decena de municipios se ha atrevido a llevar la cuestión a sus plenos. Según datos revelados por el Partido Popular, los lugares que cuentan con esta ordenanza u otra de similares características son las tres capitales vascas, además de Baracaldo, Guecho, Portugalete, Durango, Derio y Amurrio. No obstante, hay otras localidades que, sin contar con una regulación específica, también han decidido blindarse mediante distintas fórmulas ante actos que pudieran incurrir en delitos de apología del terrorismo en sus fiestas.

Es el caso de Irún, que cuenta con un pliego de condiciones para autorizar la concesión de licencias para instalar txosnas en las fiestas. Las comparsas que deseen tomar parte en los actos deben aceptar un documento que especifica la prohibición de exhibir fotos de presos de ETA en su recinto. El ayuntamiento se reserva el derecho de revocar la licencia de manera automática en caso de que alguien cometa un hecho de estas características.

Lo mismo ocurre en Zarauz y Tolosa, localidades guipuzcoanas que cuentan con un decreto que recoge los requisitos a cumplir para instalar una txosna y que dan a firmar a los grupos que participan en las fiestas de forma previa.

Conscientes de que el problema requiere adoptar medidas para encontrar soluciones, Basauri y Lejona están también en ese reducido grupo de pueblos que luchan de forma activa contra la apología del terrorismo en sus fiestas. En este caso, a pesar de no contar con la ordenanza de Eudel, tienen un reglamento municipal que prohíbe de manera expresa la utilización de símbolos que aludan a la banda terrorista.

La política de tolerancia cero contra los espacios de impunidad en las calles promovida desde el pasado año por el consejero de Interior, Rodolfo Ares, ha encontrado en el Ayuntamiento de Bilbao a su principal apoyo. El gabinete dirigido por Iñaki Azkuna abrió el camino al resto de municipios con una decisión pionera contra dos de las comparsas más tradicionales de la ciudad.

Kaskagorri y Txori Barrote vieron retirada su licencia para instalar txosnas en la Aste Nagusia tras protagonizar algunos altercados con la Ertzaintza en las pasadas fiestas. La policía autonómica se vio obligada a irrumpir en el recinto festivo en varias ocasiones para retirar las fotos y carteles con rostros de terroristas que colgaban de sus locales. Como consecuencia de ello, el alcalde decidió no permitir a las comparsas tomar parte en 2010 y 2011.

Un éxito para ETA y para Zapatero


EDITORIAL

Si la primera negociación nos hizo perder 6 años y 12 vidas, nada nos indica que los efectos de una segunda vayan a ser distintos. Por eso, llegado el momento, habrá que combatirla con las mismas armas que aquélla: la rebelión cívica.

Cualquier observador externo de la situación española medianamente objetivo debería llegar de inmediato a la conclusión de que el mal llamado "proceso de paz" con ETA fue un rotundo fracaso para toda la sociedad española con excepción de la propia banda terrorista. En unos momentos en los que los asesinos estaban acorralados, asediados y deslegitimados desde todos los ámbitos, el Gobierno socialista de Zapatero les proporcionó una respiración asistida de urgencia que, al final, logró reanimarlos para hacer lo único que una banda terrorista desea hacer: matar.

El atentado de la T4 el 30 de diciembre de 2006 supuso el inicio de una nueva escalada criminal: desde entonces, ETA ha añadido 12 muertos más a su tenebroso balance de asesinatos, el último hace apenas cuatro meses en suelo francés. En España, sin embargo, la banda no ha sido capaz de perpetrar un atentado con víctimas mortales desde agosto de 2009, en buena medida debido a una intensa presión policial que desde el fin de la nefasta paz sucia se ha reforzado hasta reducir a la banda a una posición de debilidad similar a la de 2004. En otras palabras, el balón de oxígeno que Zapatero lanzó a ETA nos ha hecho perder seis años de lucha antiterrorista y, lo que es peor, 12 vidas humanas.

Como decíamos, sería de desear que el PSOE hubiese aprendido la lección y que nunca más volviera a las andadas. De hecho, así lo reafirmaron destacados dirigentes del partido cuando hace unos meses Jaime Mayor Oreja denunció que los socialistas habían retomado las negociaciones con la banda. El problema es que tratándose del partido más mentiroso de nuestra historia, sus palabras no resultan demasiado creíbles. Si no teníamos ya razones suficientes para dudar del propósito de enmienda del PSOE con hechos como el mantenimiento de la resolución parlamentaria que autoriza a negociar con ETA, la no disolución de los ayuntamientos gobernados por ANV, la obstrucción a la investigación del oscuro caso del chivatazo del Bar Faisán, la no destitución del presidente del PSE, Jesús Eguiguren, tras apostar por una nueva negociación con ETA y el trato de favor concedido a diversos miembros de la banda (Josu Ternera, Rafael Díez Usabiaga, Arnaldo Otegi o Iñaki de Rentería), ayer el presidente del Gobierno se encargó de dejarlo bien claro: no sólo no se arrepiente de haber negociado con ETA, sino que lo considera un éxito.

"El proceso de paz sembró una solución definitiva", afirmó en una entrevista a un periódico afín. Parece, pues, que se va abonando el terreno para una nueva negociación que, otra vez, permita a ETA remontar el vuelo en unos momentos de extrema necesidad. Los terroristas desde luego lo tienen claro: sus años de terror se están traduciendo en réditos políticos. Aquello que no podíamos permitir de ningún modo –que los terroristas no perdieran toda esperanza de lograr alguna contrapartida política a golpe de bomba– lo ha conseguido ETA de la mano de la primera negociación de Zapatero y, a la vista está, de los deseos de emprender una segunda, si es que no está ya en marcha.

Si aquélla nos hizo perder 6 años y 12 vidas, nada nos indica que los efectos de ésta vayan a ser distintos. Por eso, llegado el momento, habrá que combatirla con las mismas armas: la rebelión cívica que frustró la rendición del estado de derecho ante ETA. No podemos permitir que Zapatero y ETA, cada uno desde sus propios intereses, se anoten otro "éxito" con la nueva negociación. Nos jugamos demasiado.

El fiscal del 11-M dice que "los juicios paralelos" deberían estar prohibidos


Y GÓMEZ BERMÚDEZ SALE EN DEFENSA DE DEL OLMO

El fiscal Javier Zaragoza, que en el juicio del 11-M llegó a decir que daba "igual el explosivo" que se hubiera utilizado, dijo este lunes que la vista oral fue una "espiral mediática infernal". Por su parte, Gómez Bermúdez salió en defensa de Del Olmo: existió "la más virulenta instrucción paralela".

2010-07-26
Europa Press

El presidente de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, Javier Gómez Bermúdez, ha afirmado que, en su opinión, no puede considerarse que existiera un juicio paralelo en los medios de comunicación del que se celebró en sede judicial por los atentados del 11 de marzo en Madrid, algo con lo que ha discrepado el fiscal jefe de la Audiencia Nacional, Javier Zaragoza, que considera que ese juicio paralelo sí existió y que pretendió influir con "medias verdades, que a veces son peores que las mentiras". Ambos fueron fiscal y presidente del tribunal durante el juicio del 11-M.

Los dos han hecho estas declaraciones durante su intervención en el curso Justicia y Medios de Comunicación: Creación de Opinión y Cambios Normativos, organizado por la Universidad Complutense de Madrid. Para Zaragoza, el 11-M fue "una espiral mediática infernal", con un "menosprecio e insulto personal a la orden del día si no se investigaba o se actuaba en cierto sentido".

En opinión del fiscal, los juicios paralelos son un problema "casi imposible de resolver" que "perjudican a los afectados y presionan al juez" por lo que considera que se trata de "una práctica absolutamente reprochable", que debería estar prohibida e incluso recogida en el Código Penal.

Gómez Bermúdez: "La más virulenta instrucción paralela"

Por su parte, Gómez Bermúdez ha señalado que los juicios paralelos, valorando a todas las partes y tratando de mantener una valoración objetiva son lícitos aunque "cuestión diferente es si son éticos o convenientes".

En cuanto al juicio del 11-M, el magistrado ha considerado que existió "la más virulenta instrucción paralela" en la que la opinión pública estaba muy enfrentada y "no se respetó la instrucción".

Puso como ejemplo de juicio paralelo el que se siguió en Estados Unidos contra el cantante Michael Jackson, en el que estuvieron prohibidas las cámaras y, cada día, se tomaban las actas del mismo y, haciendo una versión resumida, se reproducía con actores la sesión, haciendo un nuevo juicio más corto, algo que, en su opinión, no tiene "ninguna ventaja".

domingo, 25 de julio de 2010

IMANES MODERADOS ALERTAN A INTERIOR


Zapatero embustero

ÁNGELES ESCRIVÁ / Madrid

Ofrecen colaboración contra el «problema muy grave» de las «prácticas extremistas»

«Es responsabilidad del Ministerio del Interior: cualquier imam extremista que llene a sus seguidores de odio contra un país o un pueblo, contra la paz y la convivencia, hay que echarlo fuera. Para proteger a los otros». Quien así habla es Moneir el Messery, responsable de la mezquita de Leganés y antes encargado espiritual del centro religioso de la M-40. Es uno de los imames moderados que alerta contra las «prácticas extremistas» del islam que, desde su punto de vista, se han convertido en un «problema muy grave» en nuestro país y para cuyo combate, respaldado por algunos de sus compañeros, ofrece colaboración al Gobierno.

Entre sus ideas está la de proporcionar información al Ministerio del Interior para que éste, en coordinación con las embajadas, impida la concesión de visados y, por tanto, la entrada a los predicadores que vienen a radicalizar la doctrina y los comportamientos de los musulmanes. El Messery, además, no descarta el cierre de mezquitas que se hacen llamar como tales pero que, en realidad, son otra cosa, constituyen el caldo de cultivo para la yihad concebida como guerra santa. Naturalmente, todo ello tras obtener muchos consensos y tras agotar todas las posibilidades.

Según señala el doctor Alaa Said, un egipcio radicado en Logroño y que ejerce al frente de la presidencia del Congreso de Imames y Guías, «tenemos que ayudarnos para corregir entre todos lo que está pasando, pero hay que hablarlo».

Tal como publicó este periódico a principios de abril, informes elaborados por las Fuerzas de Seguridad y por los servicios de Inteligencia advertían de la proliferación de mezquitas y escuelas coránicas rigoristas en determinadas zonas de España entre las que destacan Cataluña, Levante y el País Vasco. En concreto, se cifraba en un 10% los centros ya instaurados, entre tabligh y salafistas, se informaba de la existencia de escuelas coránicas en las que los niños reciben una educación idéntica a la que se administra en las madrasas de Afganistán y se alertaba de su capacidad real de provocar un peligroso «desequilibrio social».

El ministro Rubalcaba señaló entonces que había que estar «vigilantes» y resaltó la enorme dificultad de intervenir en lugares considerados religiosos, aunque su función sea, en realidad, la del proselitismo islamista. Sin embargo, los propios imames moderados saben de la necesidad de controlar esta cuestión.

En primer lugar, se resisten a vincular su religión con la violencia. «Si es una escuela islámica», defiende Alaa Said, «nadie va a salir radical, porque el Corán y la sunna del profeta se basan en el respeto al ser humano y en los derechos que las personas tienen como tales; si estos centros, si estas escuelas se salen de ese camino, ya no son islámicas».

Pero los salafistas o determinadas ramas de los tabligh no van a dejar de reivindicarse como los custodios de las interpretaciones verdaderas del islam, de modo que El Messery, partidario en primera instancia de «iluminar el camino, discutir, dialogar y dar luz mediante las clases, los libros y los sermones de los viernes» para así intentar convencer a los extremistas como, según dice, ha ocurrido en Egipto o en Arabia Saudí, baraja otras soluciones aunque sea de manera progresiva. «Cuando una persona tiene una enfermedad, el médico no corta de raíz el brazo a la primera ocasión. Hay pasos: se aplica crema, se recetan pastillas, jarabes, antibióticos, y si no se aprecia mejoría, entonces córtalo», argumenta.

Claro que estos imames moderados no consideran que la estrategia operativa, con ser importante, sea necesariamente la mejor. Algunos de ellos, como Mohamad Saleh, presidente de los radicados en Castilla-La Mancha, aunque suscriban la necesidad de prestar más atención a la extensión del salafismo, no creen que el Estado deba intervenir en asuntos que, desde su punto de vista, son meramente religiosos.

Su principal objetivo es obtener ayudas de la administración para seguir realizando lo que denomina «el trabajo sucio», es decir, la adecuada formación en cursos de los imames para que dispensen la doctrina adecuada y vayan eliminando a quienes no la tienen. «Un salafista intenta meter sus teorías en la mente de la gente. En Cataluña es preocupante y, sólo cuando tengamos imames más preparados, las cifras de radicalización serán nulas», defiende, seguro de que «un imam que no esté bien formado puede generar una catástrofe».

Según sostiene, los imames no deben ser reclutados en el extranjero, sino que deben ser las mezquitas las que los formen pero, «si no hay ayudas, hay dos opciones: o se cierra la mezquita o se busca el dinero en otro lado, y es aquí donde vienen los problemas. Si tenemos el centro bien cuidado, sin tener que preocuparnos por los alquileres, podemos cerrarles la puerta a esa gente».

Y es en ese punto, muy controvertido, donde todos están de acuerdo. El Messery aspira directamente a que todos los imames dependan y cobren del Gobierno para garantizar su independencia e impedir de este modo que se desvíen. «Si el imam está protegido por el país, es el país el que elige a los imames cualificados y moderados que, con el salario procedente del Ministerio de Justicia, no van a escuchar a los otros; no se ven presionados para cambiar como los radicales pretenden», aparte de estar más cualificados para encarrilar a la gente por el buen camino.

Cuando se les pregunta a los imames moderados si no creen que es difícil que prospere esta propuesta en una situación de crisis y en un Estado que está profundizando en su aconfesionalidad, argumentan que esa partida económica no es relevante, que ese también es un modo de ayudarse mutuamente, y que el resultado compensa porque «los imames pueden dar seguridad al país», que, concluye Moneir, «es un objetivo muy importante».

España, España, España...


Los "logros" de Zapatero en 10 años


ETA ya habla del "resultado fructífero" del terrorismo


La nueva negociación

Gobierno y terroristas se lanzan mensajes que apuntan a una nueva negociación. El mismo día que Zapatero reivindica el llamado "proceso de paz", la banda asesina dice que "Euskal Herria está a las puertas de vivir un período de cambio, para poder recuperar su propia voz".

2010-07-25
ld/agencias

Cuenta el diario proetarra Gara que este sábado durante el homenaje este sábado al etarra fallecido Jon Anza, en la Plaza del Ayuntamiento de Ciboure (Francia), tres encapuchados leyeron un comunicado en nombre de la banda, en el que los terroristas dicen que "Euskal Herria está a las puertas de vivir un período de cambio, para poder recuperar su propia voz".

Lejos de renunciar al terrorismo, la banda se muestra satisfecha con este de escenario de una próxima negociación con el Gobierno de Zapatero: "Sabemos lo que ha costado llegar hasta aquí, pero ahí está el resultado fructífero de la lucha llevada a cabo hasta ahora: Euskal Herria está a las puertas de vivir un período de cambio, para poder recuperar su propia voz. Hoy es una opción que se siente cerca y que es posible lograr".

Con el mismo lenguaje manipulado de siempre, la banda terrorista habla de la necesidad de "deponer la amenaza de las armas" para "superar el conflicto político y armado, por vías justas y democráticas". Y añaden que "ni Jon (Anza), ni el resto de caídos en la lucha han dado su vida para que continúe la imposición". Asimismo, los encapuchados animaron a sus partidarios a "actuar con la ambición de ganar". "Hoy más que nunca, el futuro está en manos de los ciudadanos y ciudadanas vascos", afirmaron.

Zapatero: "El proceso de paz sembró una solución definitiva"


entrevista-homenaje en el país

El País publica hoy una extensa entrevista con el presidente del Gobierno en la que atestigua el paso del tiempo en el rictus de Zapatero, que asegura que ha "pasado ratos muy malos" e incluso alguna noche sin dormir por la crisis que afecta a España.

2010-07-25
LIBERTAD DIGITAL

Del joven diputado que encandiló a la militancia socialista apenas queda algo. El hombre de ahora aparece con un rictus de amargura en el rostro y doblado por la realidad de la crisis, dice El País. El periódico atestigua que durante los últimos meses los que han visitado la Moncloa han dejado flotando en el ambiente la sensación de un Zapatero castigado por la realidad.

Y todo ello pese a los fastos del pasado aniversario de su elección como secretario general del partido, el pasado 22 de julio. Con su liderazgo quebrado, la reelección y su candidatura se antojan ahora más difíciles que nunca.

A propósito del estado anímico del presidente, el sociólogo José Andrés Torres Mora, anterior director de gabinete, señala que Zapatero está somatizando las preocupaciones ciudadanas del momento, pero que su pesadumbre no es patológica y que recuperará su proverbial optimismo cuando la sociedad respire.

"He pasado ratos muy malos, la verdad, sobre todo a la hora de decidir las medidas d recorte ante el shock económico". Y continúa el presidente: "He pasado alguna noche sin dormir. La noche del 9 al 10 de mayo la pasé en blanco, primero en contacto telefónico con la vicepresidenta, que estaba negociando en el Ecofin nuestro compromiso de reducir el déficit un punto y medio más. Digamos que me pasé la noche esperando al índice Nikkei".

El País pregunta al presidente cómo combate la ansiedad. "Corro unos diez kilómetros diarios campo a través, pero sobre todo es que yo soy muy tranquilo. Creo que para tener una responsabilidad como la mía, la primera condición personal es tener fortaleza emocional".

No obstante, Zapatero, que reivindica la importancia de un análisis de "luces largas" que no esté atado a "cosas coyunturales", sigue en sus trece y dice que "la situación es mala, pero ya no muy mala". "Sé que las medidas que he adoptado son impopulares, así de claro. Voy a aplicar esas medidas y a mantenerlas. Tengo que ser responsable y ser presidente en lo bueno y en lo malo. Lo haré por encima de mis aspiraciones políticas de futuro. Y que nadie dude de que si hay que adoptar nuevas medidas, las adoptaré".

A continuación, El País le pregunta cómo le gustaría pasar a la historia de España. Zapatero aquí se extiende. "Como el presidente que, además de hacer frente a la crisis, transformó la economía y llevó a cabo la tercera gran transición económica de la democracia, que completó las que se llevaron a cabo en los ochenta y noventa. Con las reformas que hemos emprendido debemos generar una espiral económica positiva cuanto antes. Quiero que esta legislatura sea la de la transformación económica. La habríamos hecho en cinco o seis años, pero ahora con la crisis estamos obligados a hacerla en un año. Somos lo que somos como país y debemos ser conscientes d eque lo hemos hecho bien hasta ahora en la democracia".

Zapatero, que se "reserva" la decisión de presentarse a una reelección, habla de la negociación con la banda terrorista ETA –que llama, como siempre, "proceso de paz"- y lo ve como uno de los grandes aciertos de su mandato junto a "haber sacado las tropas de Irak". La negociación con los asesinos es "aunque sea arriesgado decirlo, fue el proceso de paz. Tengo la convicción de que ahí se sembró una solución definitiva. Tengo esa confianza".

Entre los errores y cosas que ha tenido que aprender, Zapatero reconoce a El País que fueron "cuando la víspera de la bomba en la T-4 dije que estábamos mejor que un año antes y el haber estado demasiado tiempo en el debate de si teníamos una crisis o una desaceleración. No son dos errores menores y es importante que se conozcan públicamente. Yo he aprendido de ellos".

Además, asegura haber "aprendido los límites objetivos de la acción de gobierno". Aquí asegura que aspectos que parecían difíciles han sido fáciles ("la aplicación del matrimonio homosexual") y otros como "la capacidad del Gobierno de intervenir en la economía libre de mercado, se han revelado lo más difícil".

El diario analiza también la trayectoria personal y la propia personalidad del presidente. "Sigue siendo el mismo, continúa con el mismo móvil y conserva más o menos sus relaciones anteriores. Es reservado y oculta sus debilidades, suponiendo que las tenga", dice de él la ministra Trinidad Jiménez. "ZP no es rencoroso, pero rara vez olvida un agravio, un feo, un desplante. Los deja pasar, pero los tiene en cuenta", dice un antiguo colaborador.

Pero hay unanimidad en que apenas ha cambiado en la última década, y también en que nunca hubo un secretario general del PSOE con tanto poder y menos contestación interna. Aún así, Zapatero cree que no tiene el síndrome de la Moncloa. "No tengo una sensación de soledad. Soy un presidente comunicativo que habla mucho con los ministros y los dirigentes del partido. Y hablando de soledad, durante estos años he tenido la gran satisfacción de contar con el concurso del Rey no sólo en lo político, sino también en el personal".

El País, que atribuye literalmente a Zapatero el haber puesto fin a la utilización progubernamental de TVE y haber posibilitado unos informativos plurales sin que se le caigan los anillos, señala otros testimonios que describen al presidente, en concreto, el de un ex colaborador que prefiere no ser identificado. "Lo que mejore caracteriza al presidente es su vocación de poder. Supedita todo al supremo objetivo de ganar las elecciones". "El presidente conoce la importancia del voto sentimental y lo busca aunque las ganancias de estas políticas, caso de la Memoria Histórica, no tienen por qué ser las del país".

Otro dice que "el problema es que no ha querido rodearse de los mejores. Debería haber escuchado más antes de tomar decisiones trascendentes. No ha manejado bien el inmenso poder que tenía". De ello se deduce, según este ex colaborador, a "tratar de situar simbólicamente a la derecha en el pasado franquista y de recabar la adhesión emocional e identitaria de gentes de izquierda que racionalmente podrían legar a pensar que es un mal presidente".

El nuevo control de fronteras de los aeropuertos, en 20 segundos y sin colas



Madrid, 25 jul (EFE).- Más de 10.300 viajeros han utilizado ya los nuevos controles de fronteras automáticos instalados desde mayo en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, un sistema que ahorra tiempo y esperas, ya que el viajero apenas tarda 20 segundos en validar su pasaporte o DNI electrónico y pasar el puesto fronterizo.
El proyecto piloto, conocido como Automatic Border Control System -ABC System- sólo puede ser utilizado por ciudadanos mayores de 18 años de la Unión Europea, Islandia, Noruega y Suiza, con pasaporte o DNI electrónico en vigor y que llegan a España en vuelos procedentes de países no comunitarios.
El sistema, que ya han usado más de 10.300 viajeros en los aeropuertos de Madrid y Barcelona, según datos de la Policía, y que es totalmente voluntario, consta de una cabina cerrada con dos puertas, una a la entrada y otra a la salida, similares a los torniquetes del Metro.
En el interior de la cabina, que recuerda a un cajero automático, el usuario dispone de una pantalla de vídeo con información en múltiples idiomas, dos ranuras para el pasaporte o el DNI y un sensor para la huella dactilar.
Al mismo tiempo, una cámara analiza el rostro del viajero y lo compara con la fotografía digital del documento de identidad.
Si todo encaja y el usuario no tiene causas pendientes con la Justicia o prohibida la entrada en España, la segunda puerta de la cabina se abre y el viajero puede salir del aeropuerto.
Todo el proceso apenas dura 20 segundos, aunque si se presentan problemas, el sistema está supervisado en todo momento por un puesto de control dirigido por agentes de la Policía Nacional que acuden de inmediato a ayudar al viajero.
Este proyecto en pruebas, que se prolongará hasta final de año, cuenta también con un segundo sistema piloto sin cabina cerrada y en dos pasos, en el que los viajeros atraviesan una primera puerta aportando solamente su documentación electrónica y después, en un segundo filtro, se verifica su huella dactilar.
Pasado el periodo de prueba, el Ministerio del Interior decidirá cual de los dos sistemas ofrece mejores resultados para implantarlo al resto de aeropuertos internacionales.
Actualmente existen 24 módulos fronterizos, doce de ellos con el sistema de "esclusas" o de cabina cerrada, y otros doce de puertas simples.
El Comisario Jefe del aeropuerto de Barajas, Carlos Salamanca, ha destacado la agilidad y la eficacia que proporciona este control automático de fronteras, que ya funciona en otros países europeos como el Reino Unido, Portugal o Francia.
"La gente que lo prueba repite. Personas que viajan habitualmente una vez que lo han utilizado una vez, evitan pasar por las colas", ha asegurado a Efe el responsable policial, que ha comparado el sencillo funcionamiento del ABC System con el de un cajero de una entidad bancaria.
"Al bajar del avión vienen directamente aquí como si fuera un cajero automático. Dan su documentación y si está todo bien, el cajero te da el dinero y te da el paso libre", ha afirmado.
Por contra, si el usuario tiene alguna requisitoria judicial o está sujeto a algún proceso de extradición, el sistema deniega la entrada en España y avisa a los agentes del puesto control, que proceden a la detención inmediata del viajero, que ha quedado en el interior de la cabina. EFE

sábado, 24 de julio de 2010

Mayor denuncia que el diálogo con la banda avanza cada semana y está en su "fase final"





20:54 (23-07-2010)

"Estoy convencido de que ya estamos en un proyecto de resolución de conflictos", asevera el ex ministro del Interior. Considera que la política penitenciaria es un gesto de Rubalcaba al entorno etarra.

Los premios penitenciarios que han recibido nueve presos etarras de Nanclares de Oca continúan trayendo cola. Si para las víctimas "la medida es legal, pero moralmente reprochable"; para el eurodiputado popular Jaime Mayor Oreja este tipo de actuaciones son una muestra más de que la negociación Gobierno-ETA está más viva que nunca.

Según Oreja, el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero mantiene con la banda asesina un "proyecto de resolución de conflictos" que se encuentra en "fase avanzada" y se está llevando "a la práctica cada mes y cada semana".

El eurodiputado del PP, confirmaba así las informaciones que desde enero les ha venido contando en exclusiva LA GACETA.

El primer ministro del Interior de los Gobiernos de Aznar afirmó en la Cadena COPE: “La política penitenciaria en este contexto” es utilizada por el Gobierno para lanzar mensajes a los etarras. En su opinión, Instituciones Penitenciarias beneficia a los asesinos no para “dividir” a la banda terrorista, sino para “dar satisfacción” a los mediadores internacionales que guían al Gobierno en este proceso. Beneficiar a los sanguinarios “no se hace para dividir a la organización sino para demostrar que el Gobierno se atreve a decir o hacer cosas que en otros momentos no se atrevía”. “Se trata de una gran teatralización, una escenificación permanente que exige gestos”, sentencia.
Confirmado

Esta escenificación y estos guiños del Gobierno a ETA no son nuevos. Ya en febrero de este año este diario desveló que un grupo de mediadores internacionales encabezados por el sudafricano Brian Currin urdía un manifiesto para pedirle a ETA un alto el fuego. El 28 de marzo, ese grupo presentó en el Parlamento europeo la Declaración de Bruselas que confirmaba nuestra información.

En marzo, LA GACETA reveló en exclusiva que el presidente de los socialistas vascos, Jesús Eguiguren, y otros miembros del PSE habían participado en encuentros con los etarras y el diario Gara también lo confirmó.

En aquellas reuniones ambas partes habrían puesto sobre la mesa la posibilidad de que Batasuna utilizase una nueva marca blanca para poder concurrir a las elecciones municipales de 2011. Un escenario por el que apuesta Eguiguren públicamente –en contra del criterio oficial de Rubalcaba–, que ve “pasos positivos” en el entorno etarra.

La polémica excarcelación de Rafael Díez Usabiaga o el traslado a Logroño de Arnaldo Otegui son otros de los síntomas que confirman los nuevos contactos entre los socialistas y los etarras.
Los hechos han demostrado que las informaciones de LA GACETA eran verdaderas y tanto las víctimas como algunos políticos del Partido Popular han insistido en pedir explicaciones al Gobierno de Zapatero por ello.

Ayer la también eurodiputada del PP Teresa Jiménez Becerril, cuyo hermano fue asesinado por los terroristas en 1998, calificó de “vergonzosa” la política penitenciaria que se está aplicando en Nanclares y aseguró que, “por desgracia, tras lo visto en la última negociación”, ya no se cree ni una sola palabra de Rubalcaba. “Es normal escuchar declaraciones como las del ministro del Interior en un país en el que los etarras ya no son etarras”.

Jiménez Becerril también lanzó un mensaje claro y contundente a Rubalcaba: “No creo que los españoles quieran componendas con los asesinos de los nuestros”.